¿QUÉ OCURRE DESPUÉS DEL TRATAMIENTO?

Después de cada sesión, se observa un leve enrojecimiento de las zonas tratadas, cuya duración máxima suele ser de 72 horas. Esto es indicio de que el tratamiento ha sido eficaz.

Posterior al tratamiento, se puede llevar una vida normal. También puede tomar sol, si la piel de la zona depilada se ha normalizado. Es recomendable utilizar un protector solar con factor de protección 50 SPF.